7 ago. 2015

MEA CULPA, el polémico show para el 24/7

Chiara merecía un castigo, y lo tuvo... y qué mejor momento que el día del BDSM para llevarlo a cabo! En realidad fue por la noche ante la curiosa mirada de los asistentes al club Rosas 5 de Barcelona. Sangre, agujas, puntos de sutura, rosas y un tridente fueron usados para dar un escarmiento a tan díscola sumisa, que desde entonces ha aprendido la lección y se ha convertido en fiel y abnegada esclava en cuerpo y alma. Así presenté el espectáculo que compartí con Luis Pardo a las agujas y con la cantante de ópera Medora que consiguió poner los pelos de punta con su potente voz en directo. 

"Mortificar el propio cuerpo o ajeno para la purificación del alma es algo que se lleva haciendo desde hace siglos en el cristianismo. Con sangre la palabra de Dios cobra mas sentido y la fe queda arraigada en el individuo. Entre incienso y una voz celestial asistiremos al martirio de un alma errante que necesita del castigo para entender la obediencia."







No hay comentarios:

Publicar un comentario