3 sept. 2015

El falso sumiso

Todo tiene un precio, y que el BDSM se haya expandido (que no salido del armario) en los últimos años en gran parte por Internet, ha requerido de una transformación: nuevos estilos de vivirlo y la intrusión de personas que no entienden conceptos. Evolución o prostitución? En todo caso es una realidad de la cual no estamos exentos y a la que debemos nuestra propia transformación para adecuarnos a las modernidades. Por supuesto cada cual es libre de sentir y experimentar a su libre albedrio, se puede ser sádico, dominante, masoca, fetichista, sumiso o todo a la vez, dependiendo de las propias necesidades e inquietudes, obviamente siempre siempre con el respeto por delante. La mentira no entra dentro del respeto, a Mi manera de ver, ya que no estamos siendo claros y, por supuesto, haremos que los demás tengan dudas y pierdan su tiempo. Es por ello que quería hablar de los falsos sumisos, algo que que Me ronda por la cabeza de hace mucho, como un año mas o menos. Como es lógico y normal a través de las redes sociales se Me presentan multitud de personas de toda índole para preguntar y proponer con mayor o menor gracia, la facilidad de palabra no está siempre presente, y Yo agradezco las sinopsis y la claridad ante todo ya que Mi tiempo es oro. Todo el mundo tiene derecho a expresarse, del mismo modo que tengo Yo en contestar o no, de rechazar propuestas o seguir adelante. Las buenas maneras es algo que exijo en cualquier situación de Mi vida, dentro y fuera del BDSM, no se trata de un código en los juegos sádicos ya que creo que en cualquier tipo de relación humana debe prevalecer la educación. El acoso de los falsos sumisos Me ha endurecido, no voy a tolerar mas engaños ni pérdidas del valioso tiempo con simples y meros oportunistas que venden algo que ni siquiera entienden. 

No por ser sumiso eres idiota: el sumiso debe adorar, cuidar y alegrar a su Ama para hacerla feliz sin dejar perder su identidad y orgullo. El auténtico sumiso vive para la felicidad de su Ama, prevalece, pues, el atenderla y mantenerla contenta, dentro del sentido común y lo que la rutina le permita. La chulería, el egoísmo, los malos modales y la mentira estarán fuera del auténtico sumiso, no hay vuelta de hoja. Siempre y cuando, por supuesto, estemos hablando de una auténtica Ama, que ese será el tema del próximo artículo... 


SSC (Sano, Seguro y Consensuado)

Doy y exijo el máximo respeto
MM







No hay comentarios:

Publicar un comentario